Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Locución de carácter coloquial con la que se indica que alguien se encuentra en un estado de ánimo muy alterado y, por ello, propenso a mostrarse irrespetuoso con los que le rodean. Por ejemplo:

"Hoy es mejor no dirigirle la palabra a Pepe porque anda con la escopeta cargada y es capaz de soltarte cualquier grosería".

Se trata de una expresión metafórica en la que la imagen de un arma preparada para disparar nos sirve para representar el estado de ánimo de alguien que puede explotar en cualquier momento.

Referencias y notas[editar]